La propuesta de porno alternativo de Erika Lust

En una industria en la que generalmente manda el machismo y el heteropatriarcado, propuestas como las de Erika Lust nos parecen un soplo de aire fresco que renueva y moderniza un sector bastante anclado en el pasado.

Hay mucho tabú por eliminar y Erika Lust busca alternativas dentro de un cine que podría ser mucho más variado de lo que es: www.mrporno.pt/pornhub/. Si bien es cierto que ha experimentado una profunda transformación desde la década de los 90, tanto a nivel de contenidos como en los medios de presentación y consumo.

¿Qué debe cambiar en el porno?

Para empezar está claro que debe haber un cambio por parte de los consumidores. De inicio, una aceptación generalizada de su consumo ayudaría a normalizar esta práctica y, quizá, suponer más recursos económicos para los creadores de contenidos eróticos. Se sabe a ciencia cierta que el número de usuarios es mayor que el de los que confiesan consumir porno, así que habría que eliminar ese estigma.

Dicho lo cual, el estilo tradicional de pornografía ha enfocado el sexo desde el punto de vista masculino y heterosexual. Con el hombre siempre como figura dominante, suele ser la mujer la encargada de dar placer, poniendo sus deseos en un segundo plano. De hecho, en el género POV (point of view), caracterizado por grabar desde el punto de vista de quien protagoniza la escena en lugar de poner la cámara como observadora exterior, prácticamente siempre se mira desde el ojo del hombre. Nos queda claro que es el género masculino el espectador mayoritario, pero si no se ofrecen alternativas que atraigan a la mujer proponiendo contenidos más enfocados a su visión, será difícil cambiar la tendencia.

Es cierto que algunas producciones, como las de Erika Lust, buscan plantear la pornografía desde un nuevo prisma que valora más los gustos de la mujer, pero continúan siendo minoritarios.

¿Por qué no triunfa el porno feminista?

La igualdad entre hombres y mujeres es difícil de conseguir en todos los sectores, como puede comprobarse con las diferentes manifestaciones en favor del feminismo en casi cualquier ámbito. Sin embargo, partiendo de la base de que la mujer es más atractiva a la hora de enganchar al usuario de las páginas X, tendría sentido darle un papel de mayor relevancia en los contenidos eróticos. En ese caso, apostar por un mayor protagonismo de la mujer, acompañado de posturas y prácticas más enfocadas al placer femenino, sería un buen camino para lograr el cambio de chip necesario.

Si se quieren derribar barreras y desmitificar conceptos sexuales ya obsoletos, se debe apostar por una pornografía de calidad que promocione una nueva manera de afrontar la sexualidad y que potencie el valor de la mujer y su sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *