La pornografía como arte

La concepción de la industria pornográfica está cambiando en la medida que la sociedad también cambia. Más allá de los estereotipos, existen profesionales del porno que se oponen a la pornografía machista imperante y exigen escenas con una estética muy cuidada y con argumentos más cercanos al cine convencional que a la pornografía tradicional para conseguir xvideos para atractivos para los espectadores.

La idea de estos profesionales es innovar y apostar por proyectos que vayan más allá de las mujeres siliconadas o de los miembros descomunales. Fluyen nuevos aires y los actores y actrices empiezan a encontrar más variedad de productoras donde pueden ejercer fuera de las fronteras del territorio español.